Legislación pedofílica por Ángel Ruiz Cediel

España es un país que ha perdido definitivamente el Norte, especialmente en los asuntos sexuales

Una niña de 13 años, mayor de edad sexual según la repugnante y pervertida legislación española, muere a manos de su amante despechado de 39 años de edad.

España, por virtud de legisladores pedofílicos -¿qué otra razón, si no?-, tiene las leyes más permisivas, aberrantes y brutales del mundo en materia sexual, estableciendo la mayoría de edad en esta materia a los 13 años. Una edad manifiestamente inmadura en la que el propio desarrollo físico del menor está muy lejos de completarse, como lo indica el hecho biológico de que no sólo no ha alcanzado su propia estatura final sino que el niño se encuentra en pleno brote de sus segundos molares, tanto más está infinitamente lejos de poder contar con la madurez psicológica necesaria como para tomar decisiones de este calado, las cuales, en según qué ocasiones, podrían llevar aparejado consecuencias tales como decidir sobre la continuidad de la vida del hijo que probablemente engendre, en el caso de ser niña y quedar embarazada.

Es una aberración de tal calado ésta, que no sólo implica una manifiesta perfidia por parte de los legisladores, sino también una componente moral de corrupción de tal magnitud que sólo debería ser retribuida con las penas por corrupción de menores descritas en el Código Penal. Una cuestión nada baladí, y tanto más si consideramos que, desde hace tres décadas a esta parte, especialmente por parte del PSOE pero con la connivencia necesaria para perpetrar el dolo de todos los demás partidos políticos, los legisladores han entrado a saco en las relaciones libres humanas y en las relaciones de familia, de tal modo que se puede aseverar que han desestructurado por completo las mismas y consiguiendo que los padres sean absolutamente incompetentes, desde el punto de vista legal, para educar adecuadamente a sus propios hijos, especialmente por cuanto están impedidos de imponerles nada.

Los niños de hasta la década de los años setenta podían jugar plácidamente en la calle de forma segura sin vigilancia paterna, pero eso es algo impensable en el día de hoy. La legislación, lejos de haber progresado de forma que proporcione mayor seguridad a nuestros niños, lo ha hecho de forma perversa por cuando los ha convertido en objetivo impune de toda suerte de alimañas y seres execrables que no merecen mejor suerte que su rápida extinción.

La enfermizamente permisiva legislación española –y como consecuencia los legisladores-ha producido en la población demente un efecto de aliento de la pedofilia no sólo en la vida virtual –que también es real en el caso de la pornografía infantil-, sino también en la vida real cotidiana, siendo hoy completamente habitual que pasen por los tribunales todo tipo de reprobables seres acusados de pedofilia, desde entrenadores (y entrenadoras) a maestros (y maestras), pasando por curas, médicos y hasta parientes en grado de consanguineidad.

Si esto así, y lo es, es pavoroso pensar en lo que no sale en los titulares de la prensa, tal y como el caso de la niña que en estos días, en el Salobral, ha perecido asesinada brutalmente por el hombre de 39 años que mantenía con ella una ya larga relación sentimental. Los padres de esta niña se vieron impedidos por la ley para imponer una conducta decorosa en su hija, no pudieron protegerla sin vulnerar la ley, fueron inútiles las decenas de denuncias que pusieron ante la Guardia Civil (y se supone que ante los juzgados), y el resultado, además de la niña asesinada a sus 13 añitos, ha sido el asesinato de otras dos personas, incluido el propio amante despechado.

Es un caso que ha saltado a las noticias, pero no es el único caso, lamentablemente. Europa no es, desde luego, un dechado de virtudes en cuando a la protección infantil, sino todo lo contrario, a pesar de lo cual le ha solicitado a España reiteradamente, lo mismo que otros muchos organismos internacionales, que corrija este desafuero porque manifiestamente a los legisladores se les ha ido la pinza, pudiéndose considerar delictiva la propia legislación que aboga por la NO protección de los menores y se adentra de facto en la corrupción de los mismos. Pero aquí, como quien oye llover.

España es un país que ha perdido definitivamente el Norte, especialmente en los asuntos sexuales. La sociedad en pleno está siendo sexopatizada de forma mecánica y sistemática.De sobra son conocidos los casos de abusos en los colegios, o que en centros públicos de enseñanza se pasen películas pornográficas, incluso zoofílicas, para ilustrar las clases de Educación Sexual, que se gasten centenas de miles de euros para hacer mapas clitorianos o aun que se anime a los chicuelos a que prueben con felaciones a sus compañeritos –tal vez también a sus maestros o sus amigos mayores de la calle- y que prueben nuevas experiencias entre sí, incluidas entre personas del mismo sexo… por si les gustan.

España está enferma; pero España no puede curarse porque, como ustedes han visto este último fin de semana, los ciudadanos usan su única arma, el voto, para mantener en el poder exactamente a los mismos. España, en fin, es un país sin cura posible, y en ella los niños, gracias a sus leyes, lejos de estar protegidos son nada más que carne de entretenimiento sexual para pedófilos y pervertidos.

Fte:http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/90600/legislacion-pedofilica

COMENTARIO

Por sus frutos los conoceréis

Está es la élite que nos gobierna.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Legislación pedofílica por Ángel Ruiz Cediel

  1. justi00 dijo:

    ¿La ley española permisiva? Si hasta la mera tenencia de una foto en la que figure un menor desnudo alcanza para llevar a un sujeto a la cárcel (sí! asi es! aunque Ud. no lo crea!)

    • El autor se refiere a que en España la mayoría de edad sexual está en los trece años dándose casos como el último aparecido en los medios ,que no voy a explicar para no darle publicidad.
      Por otro lado,no sé si llevar la foto de un menor desnudo es para meter a una persona en la cárcel pero si,por lo menos, para que lo vea un psiquiatra.
      Los niños son nuestro futuro,la última oportunidad de redimirnos,la promesa de un mundo mejor y los gobiernos deberían tenerlos como máxima prioridad,su educación,protección y desarrollo.
      Gracias por su opinión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s