Las tentaciones de Jesús

image

Inmediatamente después del Bautismo de Jesús, el espíritu de Dios, lo conduce al desierto de Judea. Tiene mucho en que pensar, pues al tiempo de su bautismo “los cielos se abrieron” para que él pudiera discernir asuntos celestiales.

Jesús pasa 40 días y 40 noches en el desierto sin comer, entonces cuando Jesús tiene mucha hambre, el Diablo se le acerca para tentarle, y le dice: “Si eres hijo de Dios, di a esas piedras que se conviertan en panes”, pero Jesús sabe que es incorrecto que él use sus poderes milagrosos para satisfacer sus deseos personales, así que se niega a ceder a la tentación. Pero el diablo no se da por vencido, trata otra manera de abordarlo, desafía a Jesús a saltar del muro del templo para que los ángeles de Dios lo rescaten, pero Jesús no se deja tentar, Jesús cita de las Escrituras y muestra que es incorrecto poner a prueba a Dios de esa manera.

En una tercera tentación, el diablo muestra a Jesús todos los reinos del mundo y dice: “Todas estas cosas te las daré si caes y me rindes un acto de adoración”. Pero de nuevo Jesús rehúsa ceder a la tentación y escoge seguir siendo fiel a Dios.

De estas tentaciones de Jesús podemos aprender varias cosas. Por ejemplo, las tentaciones muestran que el Diablo no es simplemente la cualidad del mal, como algunos afirman, sino que es una persona real, invisible. La tentación de Jesús también muestra que todos los gobiernos mundiales son propiedad del Diablo. Pues ¿cómo pudiera haber sido una verdadera tentación para Cristo el que el Diablo se los ofreciera si realmente no fueran suyos?. Además el Diablo dijo que estaba dispuesto a recompensar a Jesús por un solo acto de adoración, incluso a darle todos los reinos del mundo. El Diablo bien pudiera tratar de tentarnos de manera similar, quizás poniendo ante nosotros oportunidades tentadoras de obtener riquezas, poder o posición en el mundo. Pero ¡Qué sabio sería seguir el ejemplo de Jesús y permanecer fieles a Dios prescindiendo de la tentación que nos presente!.

Fuente: El Nuevo Testamento (Mateo 3:16, 4:1-11 – Marcos 1:12,13 – Lucas 4:1-13)

Vto:http://cosmoecologos.blogspot.com.es/2012/12/las-tentaciones-de-jesus.html?m=1

COMENTARIO

Qué difícil es permanecer íntegros,actuar de buena fe,hacer caso a la conciencia en estos tiempos tan materialistas en los que nos ha tocado vivir.

Cuando escucho a las personas autodenominarse “despiertos” por preocuparse por temas de conspiración y metafísico no me dejan de sorprender lo equivocados que están. Cuando se habla del despertar de la conciencia,se refiere al hecho de volver a actuar con conciencia esa vocecita interior que nos dice qué está bien y que mal y que de tanto gritar porque no la escuchábamos acabó aburrida quedándose dormida.

Esta entrada fue publicada en despertar, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s