Colapso financiero en marcha

David Ramírez Lozano

Periodista y miembro del Frente Cívico-Somos Mayoría

A través del Banco Popular de China se está llevando a cabo la restricción del crédito para su control. Su gobernador, Zhou Xiaochuan, utiliza la metáfora de los cuatro vientos: las apariencias en detrimento de los valores, la burocracia, el hedonismo y la extravagancia.

image

China se planta de esta manera y el sistema financiero ya es un castillo de naipes que ha comenzado su derrumbe controlado según publican diversas fuentes de expertos internacionales, entre las que se encuentran The Economist y Financial Times.

Dos son los detonantes que destacan de este efecto dominó que se espera en las próximas semanas y que puede y va de facto a condicionar la marcha de las economías de la zona Euro.

1. El mercado de bonos está agotado por la especulación financiera y presencia su propia implosión. La Fed anuncia una retirada de compra de bonos para finales de año. 2. El desplome de las burbujas de activos acelera el colapso del sistema. El acto final de este desfase financiero está ya desatado.

A estos dos elementos se suman las medidas “proteccionistas” promovidas por el gobierno chino para frenar sus créditos y de este modo combatir los excesos y desequilibrios que están sufriendo.

Debemos recordar que la desaceleración económica crediticia de Europa, viene desde el 2008, cuando China y Japón se plantaron y comenzaron el cierre del grifo de la compra de nuevos paquetes de deuda.

¿QUÉ POSIBLES CONSECUENCIAS PUEDEN TRAER ESTOS HECHOS A LAS ECONOMÍAS DE LA ZONA EURO?

1. Un endurecimiento de los requisitos y garantías para los préstamos del BCE a los bancos que operan en la Eurozona. Lo cual pondría en marcha la segunda guillotina para el sistema financiero esta vez desde abajo hacia arriba, acabando con el actual ciclo de bajada de tasas bancarias e interbancarias y comenzando un ciclo de subidas sin aparente techo. 2. De ser así, podríamos presenciar una paulatina subida de los intereses. Que se traduciría en una subida de las tasas de devolución por parte de empresas y ciudadanos que tengan en su poder líneas de crédito, préstamos personales, hipotecas u otros activos prestatarios. 3. Podríamos presenciar una congelación e incautación masiva de depósitos bancarios como en el caso de Chipre, pero esta vez con una nueva Directiva sobre la mesa. Lo que significaría que muchos ciudadanos perderían sus ahorros para rescatar a los bancos donde tengan depositado sus ahorros. 4. De hacerse realidad la subida de intereses, nos enfrentaríamos ante un escenario de Hiperinflación que los ciudadanos verían como una subida generalizada de precios por sectores y que menguaría aún más nuestra capacidad adquisitiva. Nuestro dinero valdría menos y podríamos comprar menos con él, como de hecho está ocurriendo de forma progresiva en el alza que están sufriendo los alimentos en los últimos años. 5. La hiperinflación siempre conlleva una caída general del consumo y por tanto un cierre masivo de comercios, en un país como España donde el 80-90% de nuestra economía se sostiene gracias a autónomos, pequeñas y medianas empresas que sufrirían numerosas pérdidas y por consiguiente su cierre. Caso que podemos observar en todos nuestros vecinos del sur de Europa: Grecia, Italia, Portugal. 6. Si se llega a esta destrucción del tejido empresarial, el poder recaudatorio de los Estados Miembros se podría ver muy afectada, y la quiebra en cadena sería inminente. Pues los países no podrían devolver sus deudas. Recordemos que desde Alemania avisan que no hay dinero para nuevos rescates. 7. Sólo nos quedarían dos alternativas: la resignación de perderlo todo o la recuperación de la Soberanía económica, la reinserción de la peseta, y la recuperación de los mecanismos operativos para la redistribución de los sectores productivos y el trabajo. Y esto sólo lo conseguiríamos: mediante un pacto de una nueva Europa, cosa que visto lo visto parece imposible o con la salida controlada del Euro.

SALGAMOS DEL EURO CUANTO ANTES

“¿Es que no se escuchan los violines en cubierta?”. (segunda parte: opinión)

He de decir a todos los ciudadanos de este país que creo que ha llegado la hora de bajarse del carro de la moneda comunitaria, para planteárselo, por desgracia, ya ha pasado el tiempo, si releemos este artículo con atención entenderemos todos/as que ya no hay margen para el debate, el Sistema Financiero según los datos expuestos, se está desmoronando, y esto será sinónimo de pobreza y hambre.

No creo que estemos dispuestos a soportar el calvario que viene porque las cosas se hayan hecho mal desde Maastricht, pasando por el Tratado de Lisboa o hasta el nuevo invento que nos quieren poner en marcha en España, al que llaman Mecanismo de Estabilidad, que se cargará las pensiones tal y como las conocemos.

Cuando el Gobierno español nos metió en el Euro, sin consulta ni referéndum, nos condenó a vivir en una habitación sellada de la que “Los de arriba” están extrayendo el aire lentamente.

Los ciudadanos se ahogan a la par que arañan las paredes de la habitación y algunos huyen despavoridos por alguna ventana secreta a otros países.

Los recortes periódicos, apoyados por los medios de información oficiales, responden a los intereses dinerarios de los mismos “lobbies” que presionan para mejorar sus beneficios a costa de los ciudadanos.

El mecanismo prestatario en Europa “es un auténtico despropósito”, el BCE presta dinero a la banca privada para que a su vez lo preste a los Estados. Y la diferencia la pagamos todos y hablamos aproximadamente de un 4,5% de la deuda que se genera para que los bancos ganen dinero a nuestra costa.

Estos “señores” no paran esta situación con una simple directiva “porque no quieren”, activando “una doble protección bancaria” que devolvería a los estados sus bancos nacionales y sacaría la banca comercial fuera del sistema corriente, eliminando una gran parte de la deuda contraída mediante usura.

Teniendo delante un precedente en la Ley Glass Steagall que puso Franklin Delano Roosevelt en marcha en 1933, esta ley significó el verdadero comienzo de la recuperación de la crisis del 29, por qué no está en boca de todos/as y se estudia su posible aplicación en toda la zona Euro.

Creo que ha llegado la hora de que nos plantemos, nos responsabilicemos de nuestras vidas, y recuperemos el rumbo de nuestro país. Salgamos de Europa cuanto antes, ya estamos tardando.

Fte:http://www.cronicapopular.es/2013/07/colapso-financiero-en-marcha/

Esta entrada fue publicada en crisis, economía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s