Entre el conflicto civil y la Guerra Mundial por Ángel Ruiz Cediel

Obama lo dijo muy clarito la pasada semana en el congreso: «Me saltaré la ley cuando sea necesario.» Unas palabras muy peligrosas en la boca de quien buena parte del pueblo norteamericano considera un enemigo.

España, este país sin soberanía de pandereta y castañuelas y a la vez tan tirano con sus propios ciudadanos y tan explotador de sus regiones, está la mar de contento porque ya han llegado a Rota los primeros soldados imperiales del Escudo Antimisiles, ese que nos va a proteger de enemigos que no tenemos, pero que a partir de ahora nos han convertido en objetivos de sus armas estratégicas (nucleares) gracias a la torpeza, servilismo y corrupción de nuestros políticos. Tropas extranjeras que no duelen, como sí parece que les incordia a algunos que una o varias regiones de este país insoberano quieran tener su propia identidad cuando el gobierno ha decretado que somos siervos del Imperio, lacayos de la UE y ganado de las multinacionales e intereses espurios de quienes les corrompen y compran sus voluntades.

image

El caso es que no se sabe a qué está jugando EEUU, pero desde luego es a un juego excesivamente peligroso. Es difícil de comprender para un europeo, si no imposible, cómo funciona el pensamiento norteamericano. Por lo pronto, su democracia no tiene nada que ver con la nuestra, y allí casi nadie vota. Es más, la inmensa mayoría de la población rural, considera a su gobierno un enemigo a muerte, cuando no los hay que sencillamente lo consideran traidor de su propia constitución, a la que están dispuestos a defender con su propia vida. No es un modo de hablar, ni mucho menos, y en este sentido por todo el país, de un punto cardinal al otro, menudean los núcleos de «preppers» que se preparan afanosamente para una contienda civil de dimensiones inenarrables. Tienen sus propios mercados, sus propios medios de información y abjuran del gobierno de tal modo, que se disponen para un conflicto largo con toda suerte de armas y recursos.

image

Nada de todo esto se dice en la televisión o en los medios internacionales, claro, y mucho menos en España, donde la información está controlada por apenas un grupo de media docena de poderosos a los que sirve miserablemente nuestro gobierno. Sin embargo, no solamente la situación es dramática, sino que el mismo Obama, sabiendo a su Ejército dividido y enfrentado en dos facciones irreconciliables que están deseando hacerlo con algo más que las palabras, ha creado su propio ejército secreto, hay fuentes que afirman que conformado por más de 800000 hombres y mujeres, entre los que no ha tenido empacho en incluir a criminales reconocidos. Es precisamente en base a esta potencia secreta o no tanto, en la que ha hecho las afirmaciones que ha realizado en mismísimo congreso y con luz y taquígrafos, una vez sabido que lo había pertrechado con todo tipo de armas de última generación y con el suministro de cientos de millones de municiones de carga hueca. Un ejército secreto que no solamente afecta al tan siniestro FEMA, a todos esos campos de concentración que hay abiertos por todo el territorio norteamericano y a la compra de millones de ataúdes múltiples, sino que ya se ha extendido a departamentos tan aparentemente inocuos o ajenos como el de Correo, Educación y otros tantos.

image

Aunque en Europa no se habla nada de esto, prefiriéndose convertir en noticia el frío en el invierno o el calor en el verano, cuando no darle tiempo a las simplezas del futbolista de turno o a la pelandusca de oficio, la economía norteamericano está en un punto de quiebra sin retorno, mucho peor, muchísimo, que la crisis del 29. Ya han preparado una moneda que piensan imponer a nivel mundial, y esa es una de sus jugadas para sortear una situación que no les proporciona mayor horizonte que el próximo 27 de febrero, fecha en que nuevamente tendrán que ampliar la deuda o volver a suspender pagos. Obama no está dispuesto a esto, y ya ha advertido que va a saltarse la ley, y los congresistas y senadores norteamericanos están al tanto de que esto no era ningún farol. Tiene su ejército, la mitad al menos de los otros, los oficiales, están de su lado, y ha hecho últimamente ciertos movimientos que han apartado del mando a sus generales más díscolos, accidentándolos a unos, desacreditándolos a otros, y retirándolos a los demás. No obstante, todo parece indicar que buena parte del Ejército está fuera de su control, e incluso hay informaciones bastante creíbles que apuntan a que ya ha habido serios enfrentamientos, que han producido numerosas víctimas, en distintas bases del país y que ciertas áreas, como la Asiática o la del Pacífico, están completamente fuera de su control.

image

La quiebra de EEUU es un hecho impostergable. En realidad, EEUU está quebrado desde hace bastante tiempo, siendo su deuda de tal magnitud que solamente una guerra podría salvarla de la catástrofe. Catástrofe que implica, entre otras cosas, su propia desaparición como Estado, y ya se sabe que la muerte de los Estados nunca se lleva a cabo de una forma pacífica o serena. Recientemente hemos sabido por algunas filtraciones el desprecio de esta Administración por Europa (y el resto del mundo), como hemos sabido que el grupo anglosajón ha estado espiando a todos sus supuestos aliados. Estas noticias, alarmantes pero conocidas dada la miseria moral que siempre les ha caracterizado, han venido a confirmar lo que siempre ha sido su táctica de generar conflictos en las naciones para beneficiarse de los resultados y apropiarse de sus bienes, tal y como ha sucedido, primero, con la mal llamada «Primavera Árabe», y, después, con el actual conflicto de Ucrania. Si en aquellos países árabes el interés estaba radicado en el agua dulce que poseían (el segundo acuífero del mundo está en Libia), el petróleo o el posicionamiento estratégico, en el caso de Ucrania lo está la generación de un conflicto abierto con Rusia y China, pues de caer en sus manos el gobierno ucraniano, tres cuartas partes del cereal mundial serán propiedad de los EEUU, y a Rusia no le quedará más remedio que dar un paso adelante, lo mismo que a China, ya que les habrán puesto ante el hambre. En este sentido, tanto la población de Rota, como la de Torrejón de Ardoz y otras ciudades españolas, van a saber lo estupendo que es que tengamos aquí a los gringos ya sus Escudos Antimisiles.

image

Los atentados recientes habidos en Rusia, lo mismo que las manifestaciones de las Femen (artificio de la NSA), las Pussy Riot (misma cosa) y el alboroto de los movimientos gays (ídem), es sobradamente conocidos por los servicios secretos de todos los países que está promovido por los EEUU, en el caso de los atentados empujados por Arabia Saudita, y en lo demás sirviéndose de los movimientos internos que existían o que han creado ad hoc. Rusia, está siendo empujada a una guerra que una al país norteamericano en su interior, y no queda claro si conseguirán primero la guerra civil que les espera como causa de su quiebra, o si primero vendrá el conflicto mundial En cualquier caso, venga lo que venga lo hará de una forma sorpresiva, y solamente unos pocos informados habrán tenido la oportunidad de prepararse. Al mundo, tal y como le conocemos, le quedan, nunca mejor dicho, un par de telediarios.

image

Cabe la posibilidad de que algunos piensen que ningún ejército puede enfrentarse al norteamericano, y en ello tiene buena parte de razón. Parece potente, dispone de una tecnología inimaginable obtenida de los nazis y desarrollada en secreto y cuenta con una enorme red de bases por todo el mundo que tienen subyugadas a las naciones; pero están divididos, la mayor parte de los mandos considera su propia política de suicida, y por otra parte sus enemigos no son mancos. Recientemente ha habido severos enfrentamientos entre las Armadas de China y EEUU, y no hace todavía un mes, por segunda vez un submarino chino ha lanzado armas nucleares de advertencia ¡¡¡desde la costa de San Francisco!!! La Guerra Mundial, en realidad, ya ha comenzado hace tiempo, y solamente falta que se haga pública y oficial con el lanzamiento de los Ejércitos en campo abierto. Las hostilidades en al área informática (sabotajes), en el informativo (desacreditación de la cúpula dirigente china con noticias falsas sobre corrupción), en el económico (guerra de divisas que tienen al dólar contra la desesperación por el grupo Bric) y el militar (ha habido dos enfrentamiento directos entre las Armadas con fuego real entre ellas, hace pensar que el tiempo se está acabando, y los últimos movimientos de Obama, parecen indicar que está pisando el acelerador antes de que su propio país se someta a un autobaño de sangre que le catapulte a la división a su desaparición como potencia mundial.

Fte:http:// http://www.angelruizcediel.es/rest/entrelaguerra.html

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s