“Satan Satan, Botín Botín, cuando entre en tu banco llegó mi fin”

Ataque al poder

1238389_517283895008664_1753627816_n1[1] Estamos en guerra, una guerra silenciosa que no hace ruido con la particularidad que nuestro enemigo en lugar de presentarse con un tanque se presenta frente el atril de un Parlamento en aplicación de las ordenes recibidas de un despacho de caoba que marca la agenda y el ritmo con que nos toca bailar. El ordeno y mando revestido de impecable democracia resulta un monumental engaño que se cierne sobre nuestras cabezas, las mentiras ruedan al son de la música que tocan nuestros acreedores instalados en la cumbre del poder, antes que nos mortifiquen nos tendríamos que preguntar ¿Les debemos algo? La deuda española, es una deuda descomunal que tienen los bancos y las grandes empresas. Los mismos causantes del cataclismo, en compadreo con la clase política, son los artífices del tinglado del escaqueo fiscal que ha llevado todo al traste. El control del Banco de España no ha existido…

Ver la entrada original 2.898 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s