La Maldición del Lenguaje.

Las Tinieblas de la Mente

Dentro de nuestra infinita capacidad de crear, esta la de decretar. Nuestro verbo vibra en consonancia con la creación universal. Tenemos la maestría innata de materializar en nuestra realidad, todo aquello que creamos por el pensamiento, ya sea consciente o inconsciente, y por defecto, lo decretamos. Menospreciamos nuestras capacidades y comúnmente no tomamos en cuenta lo que decimos, ni como lo decimos. La manera en la que empleamos nuestro lenguaje pesara y mucho en el modo en como vamos a ir materializando nuestro día, como vamos a ir entrelazando esas situaciones a las que nos vamos a ir enfrentando. Quien se cruce en nuestro camino, que consecuencias tendrán nuestros actos, que compromisos contraemos y como todo esto se desenlaza. Podríamos ser totalmente conscientes de lo que decimos y como lo decimos para controlar y cuidar aquello que decretamos, nuestra palabra es prácticamente un contrato que lanzamos al universo y poco…

Ver la entrada original 1.602 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s